goces

← volver a Filosofía

cabecero_027_b

Erotizando los cuerpos y las relaciones.

Bajo el lema de la prisa por la práctica se ha robado el tiempo y el espacio de la “espera erotizante” (E. Amezúa), de esa primacía del buscarse antes de recibir placer.

“Por la urgencia de la inmediatez se empobrece el Deseo”. Deseo y, qué es este misterio, tan inasible que solo quizá los y las poetas puedan apenas susurrar. Dese luego no es la libido de Freud, tiene que ver con una sinergia, un deseo de ser con el otro/a.

Y los goces, por qué lo escribo así y no Placer y con mayúscula. Precisamente en minúscula y en plural: goces, porque lo que gusta es diverso, cambiante, a veces indescriptible porque apenas tenemos un vocabulario para ello. Ese sentirse gozoso/a, ese juego en el compartirse recreando momentos irrepetibles tiene más que ver con unos senderos a transcurrir que con una posible meta de llegar a un lugar, el lugar del coito quizá, el lugar de los orgasmos, pero..¿hay otros posibles lugares? el de los pliegues de los placeres, el que se despliega en el propio juego.

En la aventura del encuentro, el coito, los orgasmos, son un alto más en el camino, pero no tiene porqué ser una meta en exclusividad, ni el juego repetido. En todo caso si hay meta podría ser aquello que gusta mientras guste. Recuperando la voluptuosidad de un cuerpo que siente en todos lados.

“En los brazos del amante se sabe donde se empieza pero no dónde se acaba” (Amezúa)

← volver a Filosofía


cabecero_013

1. Identidad sexual (identidades)
El ser biográfico y corporal que se es, cada uno y cada una en su propia experiencia.

Leer más →


cabecero_014_b

2. El cuerpo
La cultura occidental, en contra de lo que se piensa, no cultiva el cuerpo, lo castiga.

Leer más →


cabecero_015

3. Deseo
Se es en relación e interdependientes y esto no nos reduce la capacidad ni de libertad…

Leer más →


cabecero_025

5. El cultivo de las relaciones
Ir al encuentro de la otra persona desde el deseo propio y del otro/a, …

Leer más →